Información válida para Ecuador
Información válida para Ecuador

El cáncer de cuello uterino: cómo reconocerlo y qué podemos hacer para prevenirlo

El cáncer de cuello uterino también es conocido como cáncer cervical.  Ocurre cuando las células ubicadas en el canal que conecta el útero y la vagina, por donde nace el bebé, empiezan a crecer sin control. Cuando el médico realiza un Papanicolau (un examen de rutina que toda mujer después de los 18 años debería realizarse una vez al año) puede observar el tejido de la zona y determinar si hay cambios que deban ser considerados precancerosos.

Es importante que se considere que el cáncer de cuello uterino no se presenta repentinamente, sino que es un proceso que el médico puede identificar con análisis de tejido anormal, mediante exámenes.  Es por esta razón que es tan importante que las mujeres no se pierdan sus visitas anuales al ginecólogo. 

En la mayoría de los casos, las células precancerosas pueden desaparecer sin tratamiento, pero en otros casos, con un tratamiento adecuado y a tiempo, este tipo de cáncer tiene una alta tasa de curación.  Las pruebas de VPH busca la infección con los tipos de VPH de alto riesgo por ser más propensos de evolucionar a precáncer y cáncer de cuello uterino e incluso actualmente, la vacuna, puede prevenir muchos tipos de este virus.  El VPH es un virus común que se disemina a través del contacto piel con piel así como con las relaciones sexuales. Existen muchos tipos diferentes (cepas) de VPH y algunas cepas llevan a cáncer cervical. Otras cepas pueden causar verrugas genitales, mientras que otras no causan ningún problema en absoluto.

 

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de cuello uterino?

La mayor parte del tiempo, el cáncer cervical inicial es asintomático, pero cuando está en estado más avanzado, puede presentar:

  • Sangrado vaginal anormal entre periodos, después de la relación sexual o después de la menopausia.
  • Flujo vaginal que no cesa, que puede ser pálido, acuoso, rosado, marrón, con sangre o de olor fétido.
  • Periodos menstruales que se vuelven más abundantes y que duran más de lo normal.

 

Existen algunas formas de prevenir el cáncer de cuello uterino, adicionalmente de la vacuna del VPH:

  • Practicar relaciones sexuales con protección. El uso del condón durante la relación sexual reduce el riesgo de contraer el VPH y otras infecciones de transmisión sexual (ITS).
  • Limitar la cantidad de compañeros sexuales que tenga y evitar las parejas que participen en actividades sexuales de alto riesgo.
  • El Papanicolau anual
  • Si fuma, dejar de hacerlo. El consumo de cigarrillo aumenta las probabilidades de presentar cáncer cervical.

 

Fuentes:

https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-cuello-uterino/acerca/que-es-cancer-de-cuello-uterino.html

https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000893.htm

Share:

Publicaciones recientes