spinner bago

Farmaco Vigilancia

Ver más
image

Cáncer de estómago: ¿qué debemos saber?

06 marzo 2020

Cuando las células del cuerpo empiezan a crecer sin control, puede presentarse un cáncer; esto puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo y expandirse a otros órganos. El cáncer de estómago, se inicia en ese órgano y puede desarrollarse lentamente durante algunos años. Al inicio, la mucosa que recubre el estómago sufre algunos cambios, que no producen síntomas y son difíciles de detectar, pero son precancerosos y pueden resultar muy preocupantes. Según la localización de los tumores, los tratamientos pueden variar y los síntomas son distintos.

El gran peligro del cáncer de estómago es la capacidad de propagarse. Los tumores pueden crecer a través de las paredes del estómago e ir a otros órganos o a través del torrente sanguíneo llegar a hígado, pulmones, huesos y ganglios, cuando llega a estos últimos, el cáncer se vuelve más peligroso.

Existen 4 tipos de cáncer de estómago más comunes:

Adenocarcinoma: El 90% de los casos de cáncer de estómago, se tratan de este tipo. Se origina en la mucosa del estómago.

Linfoma: Aparecen en las paredes del estómago y son alrededor del 4% de los casos.

Tumores del estroma gastrointestinal: Puede aparecer en cualquier parte del sistema digestivo, algunos son benignos y otros cancerosos.

Tumores carcinoides: Son parte del 3% de los tipos de cáncer de estómago y generalmente no se propagan a otros órganos. Se originan de células de hormonas del estómago.

¿Qué hace a una persona más propensa al cáncer de estómago? Los factores de riesgo más comunes son:

  • Ser hombre.
  • Tener más de 50 años.
  • Tener varias veces infecciones por la bacteria Helicobacter Pylori.
  • Consumir muchos tipos de carne ahumada o vegetales conservados en vinagre.
  • Fumar hace que la tasa de cáncer al estómago aumente al doble.
  • Obesidad.
  • Cirugías estomacales por otras causas.
  • Tener anemia.
  • Tener el tipo de sangre A.
  • Antecedentes familiares de cáncer de estómago.

Los síntomas pueden tardar en aparecer, pero en la primera etapa se puede sentir indigestión frecuente, náuseas, pérdida del apetito, fatiga. Cuando el estado se ha agravado se podrá notar heces color negro, sensación de llenura con poca cantidad de comida, vómito después de comer, pérdida de peso, dolor de estómago, debilidad.

Muchos de los síntomas también pueden aplicarse a otras enfermedades, pero si el malestar dura varios meses, es muy importante que se visite al médico gastroenterólogo lo antes posible para que pueda realizar los exámenes y dar con el diagnóstico a tiempo, de manera que se tenga un mejor pronóstico.

Los tumores en el estómago son los quintos más frecuentes del mundo y en Sudamérica es bastante común. No hay forma de prevenir este tipo de cáncer pero se cree que una alimentación rica en verduras, frutas, sobretodo las que contengan vitamina C, carbohidratos integrales, pescado y carnes bajas en grasa favorecen a evitar este problema. Se debe evitar el alcohol, fumar y el exceso de peso.

Llegamos a ti

FARMACO VIGILANCIA