';
side-area-logo
Placeholder

PRESTAT®

Antiepiléptico

Principio Activo: Pregabalina

Descripción
  • Composición

    PRESTAT® COMPRIMIDOS 75 mg

    Cada comprimido contiene:
    Pregabalina 75 mg
    Excipientes: Lactosa monohidrato, Povidona K30, Almidón pregelatinizado, Dióxido de silicio coloidal, Estearato de magnesio, Celulosa microcristalina.

    PRESTAT® COMPRIMIDOS 150 mg

    Cada comprimido contiene:
    Pregabalina 150 mg
    Excipientes: Lactosa monohidrato, Povidona K30, Almidón pregelatinizado, Dióxido de silicio coloidal, Estearato de magnesio, Celulosa microcristalina.
    Acción terapéutica:
    Código ATC: N03AX16

    Antiepiléptico (ATC Index)

    INDICACIONES:

    Indicado para el tratamiento del dolor neuropático en adultos. Como terapia coadyuvante en cuadros epilépticos con crisis convulsivas, con o sin generalización secundaria a partir de los 12 años de edad. Tratamiento de la ansiedad generalizada en adultos. Indicada para el manejo del síndrome de fibromialgia.

     

    CARACTERÍSTICAS FARMACOLÓGICAS:

    Farmacodinamia: 

    Pregabalina es un análogo del ácido gamma-aminobutírico (ácido (S)-3-(aminometil)-5- metilbexanoico) con una estructura similar y acciones similares a la gabapentina. Pregabalina tiene actividad antiepiléptica, analgésica y ansiolítica y ha demostrado mayor potencia que gabapentina en el control del dolor y trastornos convulsivos.

    Pregabalina es un ligando de una subunidad de los canales de calcio dependientes del voltaje en el sistema nerviosos central y actúa desplazando potencialmente a (3H)- gabapentina. Aunque no se conoce con exactitud el mecanismo de acción, si se sabe que no tiene interacción con los receptores GABA-A o GABA-B, ni afecta la recaptación del GABA. En términos generales, se puede decir que pregabalina actúa a través del bloqueo de los canales de calcio, reduciendo tanto la entrada de este ion en las terminales nerviosas presinápticas como la liberación de neurotransmisores excitadores (glutamato, noradrenalina y sustancia P), dando como resultado, un bloqueo de la dispersión de la señal excitatoria neuronal.

    Farmacocinética:

    Pregabalina se absorbe rápidamente cuando se administra en ayunas, alcanzando concentraciones plasmáticas máximas tras una hora de administración, tanto de dosis únicas como múltiples. Se estima que la biodisponibilidad oral de pregabalina es > 90%, siendo esta independiente de la dosis. Luego de administraciones repetidas, se alcanza un estado estacionario en un periodo de 24 a 48 horas tras su administración. La velocidad de absorción de pregabalina se ve disminuida cuando se administra junto con los alimentos, lo que provoca una disminución de un 30 a un 40% en la Cmax y un retraso de aproximadamente 2,5 horas en el Tmax. A pesar de esto, no se observa un efecto clínicamente significativo respecto del grado de absorción de pregabalina cuando esta se administra junto con los alimentos.

    Respecto de la distribución de pregabalina, se ha observado en humanos que, tras la administración oral, el volumen de distribución aparente es de aproximadamente 0,56 l/kg. La pregabalina no se une a las proteínas plasmáticas. A su vez, se ha observado en estudios preclínicos que pregabalina atraviesa la barrera hematoencfálica en monos y ratas, atraviesa la placenta en ratas y está presente en la leche de ratas.

    La pregabalina sufre un metabolismo insignificante en humanos. Tras una dosis de pregabalina marcada isotópicamente, aproximadamente el 98% de la radioactividad recuperada en orina procedía de pregabalina inalterada. El derivado N-metilado de pregabalina, metabolito principal de ésta, encontrado en orina, representó el 0,9% de la dosis. En estudios preclínicos, no hubo indicios de racemización del S-enantiómero de pregabalina al R-enantiómero.

    La pregabalina se elimina del sistema circulatorio principalmente por excreción renal como fármaco inalterado. La vida media de eliminación de pregabalina es de 6,3 horas. El clearence plasmático y el clearence renal de pregabalina son directamente proporcionales al clearence de creatinina.

     


     

    POSOLOGÍA Y FORMA DE ADMINISTRACIÓN:

    Dolor neuropático

    El rango de dosis diaria se encuentra entre 150 a 600 mg, administrado en 2 ó 3 dosis, en pacientes con un clearence de creatinina de a lo menos 60 mL/min. El tratamiento puede iniciarse con una dosis de 150 mg al día repartida en 2 tomas de 75 mg. En función de la respuesta y tolerabilidad individual de cada paciente, la dosis se puede incrementar hasta 600 mg al día después de un intervalo de 3 a 7 días.

    Trastorno de ansiedad generalizada.

    El rango de dosis es de 150 a 600 mg al día, dividiendo su administración en dos o tres tomas. Se debe reevaluar de forma periódica la necesidad del tratamiento.

    El tratamiento con Prestat® se puede iniciar con una dosis de 150 mg al día. En función de la respuesta y tolerabilidad individual de cada paciente, la dosis se puede incrementar a 300 mg al octavo día de tratamiento. Tras una semana adicional, la dosis se puede incrementar a 450 mg al día. La dosis máxima que se puede alcanzar, después de una semana adicional, es de 600 mg al día.

    Fibromialgia.

    La dosis diaria recomendada de Prestat® es de 300 a 450 mg diarios. Comenzando con una dosis de 75 mg dos veces al día (150 mg/día). La dosis debe ser aumentada a 150 mg dos veces al día (300 mg/día) dentro de una semana basada en la eficacia y tolerabilidad. Pacientes que no experimentan suficientes beneficios con una dosis de 300 mg/día se les puede incrementar las dosis a dos tomas diarias de 225 mg (450 mg/día). Aunque se han estudiado dosis de 600 mg/día de Pregabalina, no existe evidencia de que esta dosis confiera beneficios adicionales y además no fue bien tolerada. Considerando las reacciones adversas dosis dependientes, no se recomiendan tratamientos con dosis superiores a 450 mg/día.

    Terapia coadyudante en cuadros epilépticos con crisis convulsivas, con o sin generalización secundaria en pacientes a partir de los 12 años de edad.

    Se recomienda que los pacientes comiencen con una dosis diaria de 150 mg/día (75 mg dos veces al día). Basándose en la respuesta y tolerabilidad individual del paciente, la dosis máxima diaria, puede incrementarse a 300 mg/día al octavo día de tratamiento y después de una semana adicional, puede incrementarse hasta 600 mg/día.

    Dado que, pregabalina es eliminado principalmente por excreción renal, la dosis debe ser ajustada en pacientes con función renal reducida.

    Los efectos del incremento de la dosis en la tolerabilidad de pregabalina no han sido formalmente estudiados.

    La eficacia como terapia coadyudante en pacientes tratados con gabapentina no ha sido evaluada en ensayos controlados. Por lo tanto no debe recomendarse su uso concomitante con gabapentina.

    Interrupción del tratamiento con pregabalina.

    De acuerdo con la práctica clínica actual, si se tiene que interrumpir el tratamiento con pregabalina se deberá hacer de forma gradual durante un periodo mínimo de 1 semana independientemente de la indicación.

    Poblaciones especiales.

    Pacientes con alteración renal: La pregabalina se elimina del sistema circulatorio principalmente por excreción renal como fármaco inalterado. Dado que el clearence plasmático de pregabalina es directamente proporcional al clearence de creatinina, la reducción de la dosis en pacientes con la función renal alterada se deberá realizar de forma individualizada de acuerdo al clearence de creatinina (Acr) que se ha determinado usando la fórmula siguiente:

    La pregabalina se elimina del plasma de forma eficaz mediante hemodiálisis (50% del fármaco en 4 horas). En pacientes sometidos a hemodiálisis, se debe ajustar la dosis diaria de pregabalina según su función renal. Además de la dosis diaria, después de cada sesión de 4 horas de hemodiálisis se debe administrar de forma inmediata una dosis complementaria.

    Ajuste de dosis de pregabalina de acuerdo a la función renal.

    prestat_dosis_funcionRenal

    La dosis diaria total (mg/día) se debe dividir en las tomas indicadas en la posología para obtener los mg/dosis adecuados.

    Niños: No se ha establecido la seguridad y eficacia en niños menores de 12 años.

    Uso en pacientes con alteración hepática: No se requiere ajuste de la dosis en pacientes con la función hepática alterada.

    Ancianos (mayores de 65 años): Los pacientes de edad avanzada pueden precisar una reducción de la dosis de pregabalina debido a la disminución de la función renal.

     


     

    CONTRAINDICACIONES:

    Prestat® está contraindicado en hipersensibilidad conocida al principio activo o a alguno de los excipientes.

     

    ADVERTENCIAS Y PRECAUCIONES:

     

    Pacientes diabéticos: De acuerdo a la práctica clínica actual, ciertos pacientes diabéticos que aumenten de peso durante el tratamiento con pregabalina, pueden precisar un ajuste de los medicamentos hipoglicemiantes.

    Reacciones de hipersensibilidad: Reacciones de hipersensibilidad (incluyendo enrojecimiento de la piel, ampollas, urticaria, rash, disnea y sibilancias) han sido reportadas poco después de iniciar el tratamiento con pregabalina.

    Mareos, somnolencia, pérdida de conocimiento, confusión y deterioro mental: El tratamiento con pregabalina se ha asociado a mareos y somnolencia, lo cual podría incrementar los casos de lesiones accidentales (caídas) en la población anciana. Asimismo se han notificado, durante el periodo post-comercialización, casos de pérdida de conocimiento, confusión y deterioro mental. Por tanto, se debe aconsejar a los pacientes que tengan precaución hasta que se familiaricen con los potenciales efectos del medicamento. Además, se les debe recomendar tener precaución al momento de utilizar maquinaria o conducir vehículos motorizados.

    Efectos relacionados con la visión: En ensayos clínicos controlados, una mayor proporción de pacientes tratados con pregabalina, en comparación con aquellos tratados con placebo, notificó visión borrosa que en la mayoría de los casos se resolvió al continuar con el tratamiento. En los ensayos clínicos en los que se llevaron a cabo pruebas oftalmológicas, la incidencia de disminución de la agudeza visual y alteración del campo visual fue mayor en pacientes tratados con pregabalina que en aquellos tratados con placebo; la incidencia de cambios fundoscópicos fue mayor en pacientes tratados con placebo.

    Durante el periodo post-comercialización también se han notificado reacciones adversas, tales como: pérdida de visión, visión borrosa u otros cambios de agudeza visual, muchos de los cuales fueron transitorios.

    La suspensión del tratamiento con pregabalina puede resolver o mejorar estos síntomas visuales.

    Insuficiencia renal: Se han notificado casos de insuficiencia renal, de los cuales algunos se revirtieron tras la interrupción del tratamiento con pregabalina.

    Retirada de la medicación antiepiléptica concomitante: No hay datos suficientes que permitan suprimir la medicación antiepiléptica concomitante, tras alcanzar el control de las crisis con pregabalina en el tratamiento combinado.

    Síntomas de retirada de anticonvulsivantes: En algunos pacientes se han observado síntomas de retirada tras la interrupción del tratamiento con pregabalina tanto a corto como a largo plazo. Se han mencionado los siguientes acontecimientos: insomnio, dolor de cabeza, náuseas, ansiedad, diarrea, síndrome gripal, nerviosismo, depresión, dolor, convulsiones, hiperhidrosis y mareos. Se debe informar al paciente sobre esto al inicio del tratamiento.

    Durante el tratamiento con pregabalina, o al poco tiempo de interrumpir el tratamiento con pregabalina, pueden aparecer convulsiones, incluyendo estatus epiléptico y convulsiones de tipo gran mal.
    Con respecto a la interrupción del tratamiento de pregabalina a largo plazo no hay datos sobre la incidencia y gravedad de los síntomas de retirada en relación a la duración del tratamiento y a la dosis de pregabalina.

    Insuficiencia cardíaca congestiva: Durante la experiencia post-comercialización se han notificado casos de insuficiencia cardiaca congestiva en algunos pacientes en tratamiento con pregabalina. Estas reacciones se observan sobre todo en pacientes de edad avanzada (mayores de 65 años) con función cardiovascular comprometida y tratados con pregabalina en la indicación de tratamiento del dolor neuropático. Pregabalina debe utilizarse con precaución en este tipo de pacientes. Estas reacciones pueden revertir tras la suspensión del tratamiento.

    Tratamiento del dolor neuropático central debido a lesión de la médula espinal: En el tratamiento del dolor neuropático central debido a lesión de la médula espinal se incrementó la incidencia de reacciones adversas en general, reacciones adversas a nivel del SNC y especialmente somnolencia. Esto puede atribuirse a un efecto aditivo debido a los medicamentos concomitantes (ej. agentes antiespasmódicos) necesarios para esta patología. Este hecho debe tenerse en cuenta cuando se prescriba pregabalina en estos casos.

    Pensamientos y comportamientos suicidas: Se han notificado casos de pensamientos y comportamientos suicidas en pacientes tratados con medicamentos antiepilépticos en distintas indicaciones. Un metanálisis de ensayos clínicos controlados con placebo, aleatorizados, con fármacos antiepilépticos, ha mostrado también un pequeño aumento del riesgo de pensamientos y comportamientos suicidas. Se desconoce el mecanismo por el que se produce este riesgo, y los datos disponibles no excluyen la posibilidad de un incremento del riesgo con pregabalina.

    Por tanto, los pacientes deben ser monitorizados para detectar signos de pensamientos y comportamientos suicidas, y debe considerarse el tratamiento adecuado. Se debe aconsejar a los pacientes (y a sus cuidadores) que consulten a su médico si aparecen pensamientos y comportamientos suicidas.

    Disminución de la funcionalidad del tracto gastrointestinal inferior: Durante el periodo post- comercialización se han notificado casos relacionados con la disminución de la funcionalidad del tracto gastrointestinal inferior (ej. obstrucción intestinal, íleo paralítico, estreñimiento) al administrarse pregabalina conjuntamente con medicamentos con potencial para producir estreñimiento, como los analgésicos opioides. En caso de que se vayan a administrar en combinación pregabalina y opioides, debe considerarse la utilización de medidas para evitar el estreñimiento (especialmente en mujeres y pacientes de edad avanzada).

    Potencial de abuso: Se han notificado casos de abuso. Se debe tener precaución en pacientes con antecedentes de abuso de sustancias. Además, los pacientes deben ser monitorizados para detectar síntomas de abuso con pregabalina.

    Dependencia: Cuando existe dependencia física, pueden manifestarse síntomas de abstinencia.

    Encefalopatía: Se han notificado casos de encefalopatía, mayoritariamente en pacientes con enfermedades subyacentes que podrían haber provocado la encefalopatía.
    Potencial tumorugénico.

    En prolongados estudios preclínicos in vivo de carcinogenicidad, se identificó una alta incidencia de hemangiosarcoma en dos razas diferentes de ratas. Se desconoce la significancia clínica de estos hallazgos. La experiencia clínica durante el periodo pre- comercialización de pregabalina no proporciona ninguna evidencia para evaluar su potencial para inducir tumores en humanos.

    En estudios clínicos que involucraron varias poblaciones de pacientes, las cuales comprendieron pacientes > 12 años de edad con una exposición de 6396 años-paciente, fueron reportados 57 pacientes en los que se observó la aparición de tumores o el empeoramiento de preexistentes.

    Elevación de la creatinina kinasa: El tratamiento con pregabalina está asociado con el aumento de la creatinina renal. La variación media en la creatinina kinasa desde el basal hasta el valor máximo fue de 60 U/L en pacientes tratados con pregabalina y 28 U/L en pacientes tratados con placebo. En todos los estudios clínicos que involucraron múltiples poblaciones de pacientes, el 1,5% de los pacientes tratados con pregabalina y el 0,7% de los tratados con placebo, tuvieron valores de creatinina kinasa, al menos tres veces superior al límite normal. Tres sujetos tratados con pregabalina en los estudios previos a la comercialización reportaron rabdomiolisis. La relación entre los eventos de miopatia y pregabalina no está completamente entendida, ya que los casos poseen factores documentados que pueden haber causado o haber contribuido a estos eventos. Se debe instruir a los pacientes para que reporten prontamente inexplicables dolores musculares, hipersensibilidad y debilidad, particularmente si estos síntomas musculares son acompañados de malestar o fiebre. Discontinuar el tratamiento con pregabalina si se diagnostica o se sospecha de la miopatía o si presenta una marcada elevación de la creatinina kinasa.

    Disminución del conteo de plaquetas: El tratamiento con pregabalina se ha asociado con disminución del conteo de plaquetas. Sin embargo, ensayos controlados y aleatorizados de pregabalina han demostrado que estas variaciones no tienen significancia clínica.

    Incremento del intervalo PR: El tratamiento con pregabalina fue asociada con una prolongación del intervalo PR. En análisis de datos de estudios clínicos de ECG el incremento promedio del intervalo PR fue de 3-6 ms a dosis ≥300 mg/día. La diferencia media no fue asociada a un aumentado riesgo del incremento del intervalo PR ≥ 25% desde el basal, un aumentado porcentaje de sujetos con PR < 200 ms en el tratamiento, o un aumentado riesgo de reacciones adversas de bloqueo AV de segundo o tercer grado.

    El análisis de un subgrupo no identificó en pacientes un incrementado riesgo de prolongación del intervalo PR con el intervalo PR basal o en pacientes que toman otros medicamentos que prolongan el intervalo PR. Sin embargo, estos análisis no pueden ser considerados definitivos debido al limitado número de pacientes en estas categorías.

    Angioedema: Se han reportado en tratamientos iniciales y a largo plazo.

    Edema periférico: El tratamiento con pregabalina puede causar edema periférico. En estudios clínicos de periodo corto en pacientes sin un historial clínico significativo de enfermedad vascular periférica o cardiovascular, no existe una aparente asociación entre un edema periférico y complicaciones cardiovasculares como hipertensión o falla cardiaca congestiva. El edema periférico no fue asociado con cambios de parámetros clínicos relacionados con determinaciones de función hepática y renal. Se observó en pacientes que tomaban conjuntamente pregabalina y un agente antidiabético tiazolidinediona una alta frecuencia de aumento de peso y edema periférico, a diferencia de pacientes que toman cualquiera de los dos fármacos por separado. Como la tiazolidinediona es la clase de agente antidiabético que puede causar un aumento de peso y/o una retención de líquido, posiblemente exacerbe o conlleve a una falla cardiaca. Se debe tener gran precaución cuando se administra pregabalina con estas drogas. Debido a que existen pocos datos en falla cardiaca congestiva con un estado cardiaco NYHA (Asociación Cardiaca de Nueva York) clase III o IV, se recomienda tener gran precaución cuando se administra pregabalina a estos pacientes.

    Aumento de peso: El tratamiento con pregabalina puede causar aumento de peso. En estudios clínicos controlados de más de 14 semanas, se observó un 7% o más de aumento de peso respecto del basal en un 9% de los pacientes tratados con pregabalina y en un 2% con placebo. Algunos pacientes tratados con pregabalina (0,3%) abandonaron los estudios clínicos debido al aumento de peso. La vinculación pregabalina aumento de peso fue relacinada a la dosis y duración de la exposición, pero aparentemente no está asociada al IMC (Índice de Masa Corporal) basal, sexo o edad. El aumento de peso no se limita a pacientes con edema. Entre los pacientes diabéticos, pacientes tratados con pregabalina aumentaron, en promedio, 1,6 kg (rango de –16 a 16 kg) comparado con un promedio de un 0,3 kg (rango de –10 a 9 kg) de aumento de peso en pacientes con placebo. En un cohorte de 333 pacientes que recibieron pregabalina por, a lo menos, 2 años el promedio de aumento de peso fue de 5,2 kg.

    Embarazo: Categoría C: Se ha observado en la descendencia de ratas y conejos a los que se les administró durante el embarazo pregabalina en dosis que producen una concentración plasmática (ABC) 5 veces superior a la dosis máxima recomendada (600 mg/día) un aumento en la incidencia de malformaciones estructurales y otras manifestaciones de desarrollo de toxicidad embrionaria, incluyendo letalidad, crecimiento retardado y discapacidad funcional del sistema nervioso y reproductor.  No existen estudios adecuados ni bien controlados en mujeres embarazadas. Se puede usar pregabalina durante el embarazo sólo si el beneficio potencial justifica los riesgos potenciales para el feto.

    Lactancia: No se sabe si pregabalina es excretada en la leche humana, sin embargo está presente en la leche de ratas. Dado que, muchas drogas se excretan a la leche materna y por que se ha demostrado potencial de tumorogenicidad se ha demostrado en estudios en animales, se debe considerar discontinuar el amamantamiento o el uso de la droga, teniendo en cuenta la importancia de la droga para la madre.

    Interacciones medicamentosas:

    Dado que la pregabalina se excreta principalmente inalterada en orina, experimenta un metabolismo insignificante en humanos (<2% de la dosis recuperada en orina en forma de metabolitos), no inhibe el metabolismo de fármacos in vitro y no se une a proteínas plasmáticas, no es probable que produzca interacciones farmacocinéticas o sea susceptible a las mismas.

    Estudios in vivo y análisis farmacocinético de la población: En los estudios in vivo, no se observaron interacciones farmacocinéticas relevantes desde el punto de vista clínico entre pregabalina y fenitoína, carbamazepina, ácido valproico, lamotrigina, gabapentina, lorazepam, oxicodona o etanol. El análisis farmacocinético de la población indicó que los antidiabéticos orales, diuréticos, insulina, fenobarbital, tiagabina y topiramato, no presentaban un efecto clínicamente importante sobre el clearence de pregabalina.

    Anticonceptivos orales, noretisterona y/o etinilestradiol: La administración de pregabalina junto con anticonceptivos orales como noretisterona y/o etinilestradiol, no influye en la farmacocinética en el estado de equilibrio de ninguna de estas sustancias.

    Depresores del SNC (Etanol, lorazepam, oxicodona): La pregabalina puede potenciar los efectos del etanol y del lorazepam. En ensayos clínicos controlados, dosis múltiples orales de pregabalina administrada junto con oxicodona, lorazepam o etanol no produjeron efectos clínicamente relevantes sobre la respiración. Durante la experiencia postcomercialización se han notificado casos de insuficiencia respiratoria y coma en pacientes en tratamiento con pregabalina y otros medicamentos depresores del SNC. Pregabalina parece tener un efecto aditivo en la alteración de la función cognitiva y motora causada por oxicodona.

    No se realizaron estudios farmacodinámicos específicos de interacción en voluntarios de edad avanzada. Los estudios de interacciones se han realizado sólo en adultos.

    Naproxeno: El uso concomitante de naproxeno con algún anticonvulsivante puede reducir los efectos de estos últimos, aumentando el riesgo de que se produzcan convulsiones.

    Inhibidores de la Enzima Convertidora de Angiotensina (iECA): Existe una potencial interacción de estos fármacos con pregabalina, lo que puede incrementar el riesgo de angioedema.

     


     

    EFECTOS SECUNDARIOS:

    A continuación se presentan las reacciones adversas que tuvieron lugar con una incidencia superior a la detectada con placebo y en más de un paciente, ordenadas por sistema y frecuencia [muy frecuentes (≥1/10); frecuentes (≥1/100 a ≤1/10); poco frecuentes (≥1/1.000 a ≤1/100); raras (≥1/10.000 a ≤1/1.000); muy raras (≤1/10.000), frecuencia no conocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles)]. Las reacciones adversas se enumeran en orden decreciente de gravedad dentro de cada intervalo de frecuencia.

    En el tratamiento del dolor neuropático central debido a lesión de la médula espinal se incrementó la incidencia de reacciones adversas en general, reacciones adversas a nivel del SNC y especialmente somnolencia.
    Las reacciones adversas enumeradas a continuación, también pueden estar relacionadas con la enfermedad subyacente y/o con la medicación que se administra al mismo tiempo.

    Infecciones e infestaciones: Poco frecuentes: Nasofaringitis. Trastornos de la sangre y del sistema linfático: Raras: Neutropenia.

    Trastornos del sistema inmunológico: Frecuencia no conocida: Hipersensibilidad, angioedema, reacción alérgica.

    Trastornos del metabolismo y de la nutrición: Frecuentes: Aumento del apetito. Poco frecuentes: Anorexia, hipoglicemia.

    Trastornos psiquiátricos: Frecuentes: Estado de ánimo eufórico, confusión, irritabilidad, líbido disminuida, desorientación, insomnio. Poco frecuentes: Alucinaciones, crisis de angustia, inquietud, agitación, depresión, estado de ánimo depresivo, cambios del estado de ánimo, despersonalización, dificultad de expresión, sueños anormales, líbido aumentada, anorgasmia, apatía. Raras: Desinhibición, estado de ánimo elevado. Frecuencia no conocida: Agresión.

    Trastornos del sistema nervioso: Muy frecuentes: Mareos, somnolencia. Frecuentes: Ataxia, coordinación anormal, temblor, disartria, alteración de la memoria, alteración de la atención, parestesia, sedación, alteración del equilibrio, letargo, cefalea. Poco frecuentes: Síncope, estupor, mioclono, hiperactividad psicomotora, discinesia, mareo postural, temblor de intención, nistagmo, trastorno cognitivo, trastorno del habla, hiporreflexia, hipoestesia, amnesia, hiperestesia, sensación de ardor. Raras: Hipocinesia, parosmia, disgrafía. Frecuencia no conocida: Pérdida de conciencia, daño mental progresivo, convulsiones, malestar general.

    Trastornos oculares: Frecuentes: Visión borrosa, diplopía. Poco frecuentes: Alteración de la visión, hinchazón ocular, defecto del campo visual, agudeza visual disminuida, dolor ocular, astenopía, ojo seco, aumento del lagrimeo. Raras: Pérdida de la visión periférica, oscilopsia, alteración visual de la percepción de profundidad, fotopsia, irritación ocular, midriasis, estrabismo, brillo visual

    Frecuencia no conocida: Perdida de la visión, queratitis.

    Trastornos del oído y del laberinto: Frecuentes: Vértigo. Poco frecuentes: Hiperacusia.

    Trastornos cardíacos: Poco frecuentes: Taquicardia, bloqueo auriculoventricular de primer grado Raras: Taquicardia sinusal, bradicardia sinusal, arritmia sinusal Frecuencia no conocida: Insuficiencia cardiaca congestiva, prolongación del intervalo QT.

    Trastornos vasculares: Poco frecuentes: Rubefacción, sofocos, hipotensión, hipertensión. Raras: Frialdad periférica.

    Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos: Poco frecuentes: Disnea, sequedad nasal. Raras: Epistaxis, sensación de opresión en la garganta, tos, congestión nasal, rinitis, ronquidos. Frecuencia no conocida: Edema pulmonar.

    Trastornos gastrointestinales: Frecuentes: Vómitos, sequedad de boca, estreñimiento, flatulencia. Poco frecuentes: Distensión abdominal, enfermedad por reflujo gastroesofágico, hipersecreción salival, hipoestesia oral. Raras: Ascitis, pancreatitis, disfagia. Frecuencia no conocida: Lengua hinchada, diarrea, náuseas.

    Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: Poco frecuentes: Erupción papular, hiperhidrosis. Raras: Urticaria, sudor frío. Frecuencia no conocida: Síndrome de Stevens Johnson, prurito.

    Trastornos musculoesqueléticos y del tejido conjuntivo: Poco frecuentes: Sacudidas musculares, hinchazón articular, calambres musculares, mialgia, artralgia, dolor de espalda, dolor en las extremidades, rigidez muscular. Raras: Rabdomiolisis, espasmo cervical, dolor de cuello.

    Trastornos renales y urinarios: Poco frecuentes: Incontinencia urinaria, disuria. Raras: Insuficiencia renal, oliguria. Frecuencia no conocida: Retención urinaria.

    Trastornos del aparato reproductor y de la mama: Frecuentes: Disfunción eréctil. Poco frecuentes: Eyaculación retardada, disfunción sexual. Raras: Amenorrea, secreción mamaria, dolor de mama, dismenorrea, aumento de tamaño de la mama. Frecuencia no conocida: Ginecomastia.

    Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración Frecuentes: Marcha anormal, sensación de embriaguez, fatiga, edema periférico, edema. Poco frecuentes: Caídas, opresión en el pecho, astenia, sed, dolor, sensación anormal, escalofríos. Raras: Edema generalizado, pirexia. Frecuencia no conocida: Edema facial.

    Otros trastornos reportados: Frecuentes: Aumento de peso. Poco frecuentes: Creatinfosfoquinasa elevada en sangre, alamina aminotransferasa elevada, aspartato aminotransferasa elevada, recuento disminuido de plaquetas. Raras: Glucosa elevada en sangre, potasio disminuido en sangre, recuento disminuido de leucocitos, creatinina elevada en sangre, peso disminuido de plaquetas.

     


     

    SOBREDOSIFICACIÓN:

    Signos, síntomas y hallazgos clínicos de sobredosis aguda en humanos

    Existe experiencia limitada de sobredosis con pregabalina. El mayor accidente de sobredosis de pregabalina reportado durante el desarrollo de los estudios fue 8.000 mg y no tuvo consecuencias clínicas destacables.

    Tratamiento o manejo de la sobredosis

    No existe antídoto específico para la sobredosis con pregabalina. Si está indicado, la eliminación de la droga no absorbida puede ser llevada a cabo por emesis o lavado gástrico, tomando las precauciones usuales para mantener las vías aéreas despejadas. Están indicados cuidados generales para el paciente incluyendo monitorización de los signos vitales y estado clínico del paciente.

    Aunque la hemodiálisis no ha sido implementada en los pocos casos conocidos de sobredosis con pregabalina, puede ser indicada por el estado clínico del paciente o en pacientes con una disfunción renal significativa. Procedimiento estándares de hemodiálisis resultan en un clearence significativo de pregabalina (aproximadamente 50% en 4 horas).

     

    EQUIVALENCIA TERAPÉUTICA:

    PRESTAT® comprimidos 75 mg.

    Producto Bioequivalente.
    Resolución I.S.P. No 2961 de 21/02/2015.

    PRESTAT® comprimidos 150 mg.

    Producto Bioequivalente.
    Resolución I.S.P. No 2959 de 21/02/2015.

     

    PRESENTACIONES:
    PRESTAT® comprimidos 75 mg.

    Envase por 40 comprimidos

    PRESTAT® comprimidos 150 mg.

    Envase por 40 comprimidos

     

     

    LABORATORIOS BAGÓ DEL ECUADOR S.A.
    Quito: Lizardo García E1080 y Av. 12 de Octubre, Edificio Alto Aragón.
    T: (5932) 4002400 Fax (5932) 4002401
    Correo electrónico: dmedica@bago.com.ec
    www.bago.com.ec